24 febrero 2015

Hervé Ladsous, jefe de operaciones de la ONU de mantenimiento de la paz.
Hervé Ladsous, jefe de operaciones de la ONU de mantenimiento de la paz.

Sudán del Sur

ONU urge a las partes en Sudán del Sur al alto el fuego

Fuente: Centro de Noticias ONU

Las facciones enfrentadas en el conflicto en Sudán del Sur deben cesar sus operaciones militares o enfrentar las consecuencias, ha advertido el jefe de operaciones de la ONU de mantenimiento de la paz, Hervé Ladsous.

El paso 24 de febrero, el alto funcionario pidió a los miembros del Consejo de Seguridad a emitir una declaración en ese sentido.

Por su parte, el subsecretario general de la ONU para los derechos humanos, Ivan Šimonovic, describió la escala y gravedad de la situación en ese país del África Occidental que se ha visto sacudido por la inestabilidad desde el mes de diciembre de 2014 después de una lucha de poder interna que ahora ha desembocado en una guerra civil.

Šimonovic dijo que el número de desplazados continúa aumentando al punto que ha llegado a 2 millones de personas, además de miles de civiles muertos y de las numerosas violaciones de derechos humanos cometidas por todos los actores del conflicto.

"El conflicto no solamente ha afectado los derechos políticos y civiles de la población, también ha tenido graves efectos económicos y sociales ya que millones de dólares que pudieron invertirse en desarrollo han sido desperdiciados en corrupción.
La interrupción de los intercambios económicos también afectó a los países vecinos, y la comunidad internacional ha estado invirtiendo en ayuda de emergencia en lugar de la creación de capacidades y el desarrollo", dijo Šimonovic.
Los altos funcionarios de la ONU subrayaron la urgente necesidad de reforzar los esfuerzos de mediación, así como a imponer consecuencias a las partes si se muestran reacias a alcanzar un compromiso para la paz.



24 febrero 2015

Katherine S. Dhanani, Embajadora de Estados Unidos en Somalia
Katherine S. Dhanani, Embajadora de Estados Unidos en Somalia

Somalia

Estados Unidos nombra a su primer embajador en Somalia desde 1991

Fuente: EFE. Washington

La diplomática Katherine S. Dhanani es el primer embajador de Estados Unidos en Somalia desde 1991. La señora Dhanani fue nombrada el pasado 24 de febrero por el presidente estadounidense, Barack H. Obama.
"Esta histórica nominación subraya la profundización de las relaciones entre EE.UU. y Somalia, y también nos permite marcar el progreso del pueblo somalí emergiendo de décadas de conflicto", informó en una nota la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.


"Somalia tiene un trabajo considerable que concluir en su transición hacia una nación pacífica, democrática y próspera. Estados Unidos está comprometido a apoyar al país en esta labor como un socio firme", añade el comunicado.
Si Dhanani recibe la confirmación del Senado, liderará la Misión de Estados Unidos en Somalia, con base en la embajada del país norteamericano en Nairobi (Kenia).
"A medida que las condiciones de seguridad nos lo permitan, buscaremos incrementar nuestra presencia diplomática en Somalia y reabrir eventualmente nuestra embajada en Mogadiscio, la capital de la nación.


La fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda ha anunciado que sus servicios "están recabando informaciones" sobre el ataque.
La grabación, que no ofrece ninguna indicación de fecha o lugar en que fue realizada, fue difundida cuando Nigeria y sus vecinos discutían en Niamey (Níger) de unir sus fuerzas contra los islamistas. Trece países africanos y no africanos participaban en dicha reunión.


Nigeria expresó su descontento por la retirada de los contingentes nigerinos y chadianos antes de la sangrienta ofensiva contra Baga.
Los miembros de Boko Haram conquistaron la base de la fuerza regional formada para luchar contra ellos, una vez que Chad y Níger retiraran a sus soldados.


Una cooperación militar fue acordada a finales de 2014 por los países de la Comisión de la Cuenca del Lago Chad (CBLT, que comprende Camerún, Níger, Nigeria y Chad).


Pero cuesta poner en marcha la fuerza regional, compuesta por 700 militares por país, a los que se suma un contingente de Benín, vecino de Nigeria.
La reunión en la capital nigerina pretendía corregir esta tendencia, mientras Boko Haram conseguía controlar vastos territorios del noreste de Nigeria y multiplica las incursiones en la vecina República de Camerún.
En el terreno, violentos choques opusieron recientemente al ejército camerunés con combatientes de Boko Haram que atacaron la localidad de Bonderi, en la región del Extremo Norte, fronteriza con Nigeria.


Otro ataque tuvo lugar en la región y varias decenas de personas fueron secuestradas. Unas veinte fueron liberadas después de una operación del Ejército camerunés.


La insurrección de Boko Haram ha dejado más de 13.000 muertos en Nigeria y 1,5 millones de desplazados desde su aparición en 2009.